EL DOMINGO A PARTIR DE LAS 22:35 EN MEGA

EL DOMINGO A PARTIR DE LAS 22:35 EN MEGA

Encarcelados en El Salvador

MEGA emite el domingo, en prime time, una entrega de ENCARCELADOS el trabajo periodístico que retrata la crueldad de los más duros e inhumanos centros carcelarios. El programa cuenta con los testimonios en exclusiva de 120 españoles encarcelados. La mujer y periodista Alejandra Andrade viaja a República Dominicana para introducirse en La Victoria, una de las prisiones de hombres más duras y con mayor hacinamiento de Centroamérica. Construida para 800 presos, malviven 8000, siete de ellos españoles.

Con Jalis de la Serna al frente, el equipo de ENCARCELADOS se desplaza hasta El Salvador, el país que durante décadas ha sufrido la violencia de Las Maras. Bandas criminales que han quitado la vida a 50.000 personas. En el país centroamericano el equipo contacta con un sacerdote español, al que llaman Padre Toño y que conoce, de primera mano, la violencia de los mareros: uno sus principales colaboradores fue tiroteado por miembros de una pandilla días antes de la visita de ENCARCELADOS. Una patrulla de policía cuida de su seguridad las 24 horas del día. Su vida está amenazada por ser uno de los principales precursores de una tregua entre la Mara Salvatrucha y la 18. Una idea que los sectores radicales de las bandas callejeras no comparten. Tal es el nivel de odio que existe entre las maras, que el estado ha habilitado, exclusivamente, dos prisiones para mantener controlados a los miembros de las dos principales pandillas.

En la prisión de Cojutepeque, la cárcel de “LA 18”, el equipo encuentra una imagen que revela el miedo que se vive en este país: los guardias que custodian la cárcel llevan su rostro oculto para no ser reconocidos. Temen que cualquier pandillero tome represalias por algo que ocurriera en prisión. La mayor parte de los reclusos de este penal están condenados por homicidio. Entre ellos, cuatro miembros de la misma familia, un padre y sus tres hijos suman, entre los cuatro, más de trescientos años de condena por varios asesinatos. El lugarteniente del líder de los mareros les vigila durante toda la grabación hasta que, finalmente, el líder histórico de la Pandilla 18 accede a concederles una entrevista: “Quiero que te quites esa imagen de la cabeza”, avisa, “esto no es una mafia”.

A pocos kilómetros ENCARCELADOS también visita la única cárcel femenina de El Salvador: Ilopango. En compañía de una cooperante española, Jalis de la Serna recorre el módulo en el que viven, literalmente enjauladas, 1.500 mujeres. El nivel de hacinamiento es brutal. Ni siquiera hay espacio para que puedan caminar sin chocar unas mujeres con otras. Al lado, en el área de presas con hijos a su cargo, la española se derrumba: “Esto es inhumano”, comenta entre lágrimas cuando ve a niños menores de 5 años encerrados en un lugar en el que no siempre hay agua corriente. #Encarcelados9, en las cárceles de El Salvador, muestra cómo el régimen penitenciario de mano dura es llevado hasta sus últimas consecuencias.

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.