SIN FILTROS. "TATUAJES. HISTORIAS EN LA PIEL"

SIN FILTROS. "TATUAJES. HISTORIAS EN LA PIEL"

Tomás aprendió la técnica del tatuaje en la cárcel

Los tatuajes carcelarios eran muy reconocibles y la sociedad los identificaba con el paso de una persona en prisión. Tomás, un ex presidiario, le cuenta a Sin Filtros cómo se tatuaban los presos en la cárcel. "Sólo necesitas un mondadientes, tres agujas, el tapón de una botella, hilo y la tinta de un bolígrafo". Pensaba que tatuarse le proporcionaría la hombría necesaria para sobreponerse a la vida en prisión.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.