En los años 80 el cartel de Guadalajara estaba dirigido por Félix Gallardo, alias "El Padrino". Gracias a la actuación de otros grandes capos como Pablo Escobar, México pasó desapercibido durante un tiempo, el necesario para que "El Padrino" construyera discretamente su imperio de la droga.

Félix Gallardo "El Padrino" | mega

Años más tarde, debido al asesinato de un agente infiltrado que había sido delatado, es condenado a 40 años de prisión. Una vez entre rejas, se encargó de organizar y repartir el control del cartel que había construido, dividiéndolo entre los hermanos Arellano Félix, Carrillo Fuentes y "El Chapo" Guzmán.

En contra de sus predicciones y a pesar de haber dividido el territorio de manera equitativa, los tres grupos de narcos comenzaron una carrera armamentística para hacerse con el control del narcotráfico en México. El objetivo era superar a los rivales y dominar el cartel engendrado por "El Padrino". Cada uno de ellos tenía su propia estrategia para conseguir mover la droga de forma masiva hacia Estados Unidos sin ser descubiertos.

Desde su base en Tijuana, los hermanos Arellano Félix se especializaron en experimentar nuevas formas de introducir la droga en objetos cotidianos. Escondían el cargamento en tablas de surf, cartones de leche, colchones... Todo valía para ocultar la mercancía y traspasar la frontera para después venderla.

Hermanos Arellano Félix | mega

Carrillo Fuentes tenía mayores dificultades para cruzar la frontera desde Ciudad Juárez, por lo que decidió hacerlo desde el aire. Escondiendo la droga en pequeños aviones podía llegar a introducir unas diez toneladas de cocaína mensualmente en los Estados Unidos.

Amado Carrillo Fuentes | mega

Joaquín "El Chapo" Guzmán, fue más allá y diseñó una sofisticada forma de cruzar grandes cantidades de cocaína a través de una técnica nunca antes vista. La inversión era millonaria, pero los beneficios eran capaces de duplicar el dinero invertido. Guzmán vio la oportunidad perfecta y decidió aprovecharla. A través de unos túneles subterráneos consiguió transportar toneladas de cocaína sin ser descubierto.