Publicidad

Momento destacado

Robbie se juega el precio de un viejo Cadillac a cara o cruz

En un remotísimo lugar de California, Robbie y Mike han encontrado un santuario de Cadillac antiguos en buen estado de conservación.

Nuestros cazatesoros están recorriendo California por su parte central y reciben una llamada de Danielle que les dice que deben dirigirse a un lugar imperdible. Se trata de la casa de Leslie y de su marido. Allí almacenan decenas de Cadillac porque su difunto padre los coleccionaba. Lo que Mike y Robbie no imaginaban es que llegar a la propiedad de Leslie fuera una odisea. Está completamente cerrada por la frondosidad y pasar con la furgoneta por ahí es un verdadero reto.

Una vez en la propiedad, Mike y Robbie se quedan alucinados de lo que ven. Hay una enorme cantidad de Cadillac perfectamente aparcados. Todos en buen estado y muy antiguos. Son verdaderas joyas sobre ruedas que llevan sin moverse cerca de 30 años. Cuando Robbie se encuentra con un Cadillac Fleetwood, quiere comprarlo, pero hay diferencias en el precio entre lo que él quiere ofrecer y lo que Leslie pide. Al final deciden jugárselo con una moneda a cara o cruz.

Mega» Programas» Cazatesoros» Noticias

Publicidad